Recién nacidos prematuros y sus padres ¿La crianza destinada al maltrato?

Bebés prematuros y sus padres

 

La prematuridad en los bebés usualmente ha sido concebida como una de las principales causas de mortalidad y morbilidad neonatal e infantil a nivel mundial, presentando así las más altas probabilidades de manifestar dificultades en su desarrollo físico, cognitivo, emocional, familiar y social a corto, mediano y largo plazo. Además, desde el punto de vista económico, el niño nacido prematuro representa un problema tanto por la larga y costosa hospitalización, como por la cuantiosa repercusión económica que ese alto índice de mortalidad infantil significa para la sociedad. (Althabe, F. y cols., 1999 & Jaramillo J. y cols., 2006).

 

Los bebés nacidos prematuros presentan durante el proceso de su desarrollo mayores problemas como consecuencia de afecciones congénitas, físicas y de su neurodesarrollo, problemas de aprendizaje, atraso escolar y, en muchos casos, pueden llegar a ser víctimas de maltrato infantil, como ya se ha mencionado con anterioridad (Murphy, 1985).

 

Dentro de los estudios revisados, los neonatos prematuros han sido percibidos como vulnerables, pequeños, con dificultades de salud y del desarrollo, entre la vida y la muerte, físicamente impresionantes, con tendencia a ser menos organizados, a comunicar sus necesidades de manera poco clara en comparación de los bebés nacidos a término y significativamente considerados más frágiles, los cuales implican cuidados especiales por parte de las madres, padres e incluso de la familia extensa, quienes muchas veces se ven forzados a trabajar más en los primeros meses de la vida del bebé para involucrarlo en el mundo de manera adecuada. (Macey, T., et al, 1987; Ortiz, J. y cols., 2006; y Salazar, A. y cols., 2007).

Relación e interacción más que características individuales

 

Las afirmaciones de la UNICEF (2004) apoyan los hallazgos de Sullivan (2000) y Marks (2001), sobre las características de los niños propensos a ser maltratados, ya que los bebés nacidos prematuramente tienden a ser aversivos en su apariencia o forma, costosos en el tiempo y dinero, con vulnerabilidad a la discapacidad física o intelectual, con apariencia de ser socialmente insensibles, excepcionalmente dependientes, con dificultades para dominar su entorno físico y con un alto riesgo de ser descuidados y/o abandonados.

 

No obstante, es de aclarar que para que el maltrato se origine, no sólo los niños deben cumplir con ciertas características, sino que los padres también deben estar dispuestos a ser maltratadores y esto depende tanto de sus características personales, de las características de las circunstancias, de las características de la sociedad y de la cultura en la cual se han desarrollado. En este sentido, entre algunas de las características personales para que los padres lleguen a ser maltratadores se encuentran la manifestación de una incapacidad para prever la atención básica y aprovisionamiento de los hijos, contar con pocos o nulos recursos, tanto personales como materiales para llevar a cabo una crianza exitosa, presentar poco apoyo familiar y social con relación a la situación de ser padres, tener poco o nulo acceso a la información sobre el proceso aceptado socialmente de la crianza de sus hijos, haber sido maltratados por sus cuidadores, haber tenido una historia de apego inseguro con sus figuras parentales, presentar dificultades intelectuales y/o psiquiátricas y/o físicas y ser propensos a mostrar altos niveles de culpa (Bugental & Happaney, 2000).

Conclusión

 

Como se ha visto en las anteriores revisiones, pareciese que la preocupación por los estudios sobre el maltrato en bebés prematuros e infantes nacidos antes de tiempo se ha centrado en las características de las respuestas de riesgo de los niños, y en algunos casos en las condiciones predisponentes de los padres más que en las interacciones padres–hijos o en la calidad de sus relaciones en la cual convergen no sólo sus características personales, sino las sociales, contextuales, históricas, ambientales, económicas, políticas, entre otras, (las cuales determinan finalmente la calidad de éstas), desorientando posiblemente las acciones que se planteen para solucionar dichas dificultades y tal sea una de las razones por las cuales el Maltrato Infantil no está en vía de extinción.

ENVIANOS TUS COMENTARIOS

Submitting Form...

The server encountered an error.

Tu comentario fue recibido

NAVEGACIÓN RÁPIDA

ÚLTIMAS NOTAS

FEBRERO 11, 2016

12:00 PM - 14:00 PM

Campus Iguala

11

FEB

FEBRERO 11, 2016

14:00 PM - 16:00 PM

Campus Taxco

FEBRERO 11, 2016

18:00 PM - 20:00 PM

Campus Cancún

LEER MÁS NOTAS

ACERCA DE NOSOTROS

Formamos profesionales bajo los estándares de calidad más altos, tenemos una trayectoría de experiencia educativa. En Centro Universitario comprendemos que tu empeño por superarte merece que aspires a educación de calidad con pagos accesibles y repaldo para que lo concluyas.

 

Email: contacto@iesjra.edu.mx

Teléfono: 01 800 890 3563

VER MÁS

Celebra la amistad

Convivio

Amor en la amistad

Noticias

Articulos

Conoce nuestros Campus

Nosotros

Eventos

CENTRO UNIVERSITARIO

INICIO

NOSOTROS

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

CONTACTO

© Todos los Derechos Reservadors 2015. Centro Universitario